La Candelaria a primera vista

El centro histórico de Bogotá es una de las zonas más visitadas y singulares de la capital de Colombia. Este pequeño entramado de calles, callejuelas y tiendas alberga una enorme oferta cultural y de ocio que ningún visitante debería perderse.

Comprendida entre la calle 4, la carrera décima y la avenida Jiménez, a medida que nos acercamos a los cerros orientales va aumentando la pendiente en sus calles hasta converger en el barrio de Egipto, una de las localidades menos visitadas y con mejores vistas de toda la ciudad. Sin duda merece un artículo aparte.

El Chorro de Quevedo

Ya en pleno barrio de La Candelaria, una de las paradas obligatorias de todo visitante es el Chorro de Quevedo.

Esta emblemática placita de pueblo está situada en la calle 13 con carrera 2ª. En su día fue lugar de descanso del Zipa (legendario gobernante Muisca) y actualmente es el meollo o corazón de “La Cande”.

El chorro es el arquetipo del ambiente bohemio asentado en sus cafés, pequeños restaurantes, trastiendas colindantes y, por supuesto, sus gentes, siempre la mejor manera de sentir de cerca el pulso de la Candelaria.

En la plazoleta del Chorro siempre hay algo que ver o hacer, o simplemente adiestrarse en el cuidado arte de la contemplación.

Los fines de semana los comediantes se acercan a la capilla de la Iglesia para deleitar al público con pintorescas actuaciones o monólogos cómicos y, durante la semana, es muy común ver a malabaristas y acróbatas ejercitándose frente a la fuente, flanqueados por la calle y el callejón del embudo.

En las noches la atmósfera se prende gracias a las múltiples universidades que rodean al barrio. Los miércoles es el día del estudiante y muchos bares se llenan hasta la bandera, algunos incluso ofreciendo entrada gratuita, mientras que en épocas de receso o vacaciones el barrio suele permanecer más tranquilo.

Si quieres disfrutar del más destacado ambiente nocturno, nada mejor que acercarse un viernes o un sábado en la tarde. A medida que empieza a caer la noche, lugareños y visitantes animan esta especie de aldea multicultural con conciertos y reuniones improvisadas.

¡No te olvides de probar la chicha! una poderosa bebida indígena de baja graduación y de varios siglos de tradición, vendida en la mayoría de tabernas y locales del Chorro.

Otros Atractivos del Barrio

A solo dos calles en un corto paseo se llega a la Biblioteca Luis Arango, ubicada en una de las clásicas calles del barrio, la 11, junto al Museo Botero y el Centro Cultural García Márquez.

Es una travesía repleta de pequeños restaurantes que sirven los platos más típicos bogotanos y donde antaño comenzó la tradición de las onces, originada en parte por la prolongada duración de las misas oficiadas en latín de la Catedral de la Plaza Bolívar, que llegaban a extenderse hasta las 6 horas.

El chocolate caliente, la almojábana, el tamal o el agua panela eran y siguen siendo algunos de los platos estrella de ésta tradición, un equivalente a la merienda española.

Si la visita se realiza en horas de la mañana, nada mejor que recomendaros la comida por excelencia de Bogotá, el ajiaco, una poderosa y abundante sopa elaborada básicamente con pollo, maíz, papas y guascas capaz de saciar el apetito de los más hambrientos.

Muy cerquita de la Plaza Bolívar se encuentra la Casa-Palacio Nariño, hogar del Presidente de la República y, aunque poca gente lo sabe, visitable de lunes a domingo simplemente pidiendo una reserva con antelación. Tan sencillo como entrar en su Web oficial y enviar una petición por correo electrónico.

Durante tu paseo no te olvides de tomarte tu tiempo, relajarte y admirar detenidamente la fastuosa Plaza Bolívar de Bogotá, un enclave único en el continente, también conocido como la Atenas de Latinoamérica.

El Palacio de Liévano

En plena Plaza Bolívar se encuentra el edificio de la Alcaldía de Bogotá, el Palacio de Liévano. Esta genial obra del arquitecto Gastón Legarge se proyectó a principios del siglo XX y es otro de los edificios destacados de la Plaza Bolívar junto a la Catedral y el Capitolio.

Este edificio también es visitable, ya que la alcaldía reserva un día de la semana para mostrar parte de las instalaciones a turistas y curiosos. En el recorrido podremos apreciar de cerca su cuidada arquitectura, recorrer pasillos y salones y deleitarnos con estatuas esculturas de artistas de renombre.

Este es solo una pequeño acercamiento a las infinitas opciones que ofrece uno de los barrios más vibrantes de toda Latinoamérica. Si quieres conocer más acerca de este y otros destinos de Colombia, visita https://viajaracolombia.com/ una completa guía del país con los mejores destinos.

Cuál es tu próximo destino

Mis últimos viajes

Instagram @adeviajes