[Cuba] La Experiencia Cubana de Aviación

Cuba, Cuba, Cuba un sueño hecho realidad. Cuando en enero de 2012 me preparaba para ir de intercambio a México, la mayoría de los vuelos directos Bogotá – México estaban por las nubes (unos 1600 US, viaje de seis meses comprado sin anticipación).

Buscando la ruta más económica me di cuenta que lo más barato era viajar con escala en Miami o en La Habana, la segunda alternativa me lleno de emoción, durante mucho tiempo había soñado viajar la isla del “ciclón de preguntas” como canta Sabina.

Cubana de Aviación TU 204

Foto: ahisgett (CC)

La realidad cubana es diferente a la del resto de América Latina: un país congelado en el tiempo, con un régimen político cuestionable, educación gratuita, restricciones a la libertad de movilidad y prensa,  salud  universal y con uno de los índices más bajos de delincuencia en un hemisferio particularmente violento. Como escucharía de los propios cubanos es que aquí las “vainas son diferentes, para bien o para mal”, quizás por esto la mayoría de las personas tienen muchas preguntas sobre la isla. Además, la política cala tanto que cada una de las respuestas es susceptible de cargar con un gran peso ideológico.

Este es el primero de una serie de post sobre Cuba, donde cuento mi experiencia de viaje mochilero, un viaje que a los golpes o, mejor dicho, con un presupuesto muy ajustado, me permitió acercarme un poquito a la realidad de  la isla. Como todo viaje empieza en el aeropuerto, hoy escribiré sobre la aerolínea bandera, Cubana de Aviación.

¿Son viejos los aviones de Cubana de Aviación?

Prácticamente la primera reacción que recibía cuando le decía a alguien que viajaba a Cuba en Cubana era: “los aviones son soviéticos, muy viejos e inseguros”. Por lo que me di a investigar un poco acerca de los aviones de Cubana de Aviación para salir de dudas y viajar con un poco más de confianza (siempre me intimida un poco el hecho de viajar en avión).

En mis vuelos Bogotá – La Habana – Bogotá viaje a bordo de un Tupolev-204, un avión de fabricación rusa, que se empezó a fabricar en el ocaso de la Unión Soviética, 1989. Los aviones de Cubana de Aviación fueron pedidos en 2005 y entregados en 2007. Estos aviones modernizaron la flota de la aerolínea, sustituyendo el uso de los temidos Yav-40, los cuales sólo ver el record de accidentes en Wikipedia, te da un poco de miedo.

El Tupolev-204 en términos generales no dista de un avión comercial de corta-media distancia común y parece una fiel de copia de un Airbus A320, cuenta con dos clases, VIP y turista, en la clase turista los asientos son duros, según recuerdo no reclinaban, un poco incomodos, pero para un vuelo corto como el mío no tenía mayor importancia. En el vuelo Cancún – La Habana volé en un Airbus A320 de toda la vida.

Olvídate de reservar por internet

Después de verificar que los aviones de Cubana no eran tan viejos como la gente creía, me disidí a reservar a través de internet, ya una costumbre para mí. Primera equivocación, lo que ha llegado a ser común en muchos lugares del mundo es algo completamente desconocido en la isla.

Al momento de seleccionar mi vuelos y proceder a pagar, el sistema siempre me daba error. Cuando llamé a servicio al cliente me dijeron que por el bloqueo económico era difícil procesar pagos de algunas tarjetas. Así que me dieron la opción de hacer la reserva y pagarla el día del vuelo antes de abordar el avión. Realmente práctico.

Otra anécdota con la pagina de internet me ocurrió cuando quise reservar mi tiquete Cancún – La Habana,  5 meses después, me dije: ya debieron haber arreglado la página, pero esta vez no me dejaba ni siquiera seleccionar los vuelos. Llamé  a la oficina en Cancún y como para quién es la cosa más corriente, la chica me dijo que eso hacía como un mes no servía y que parecía que ni lo iban a arreglar, al final me tocó sacar el tiquete en una agencia de viajes de Oaxaca.

El servicio en Cubana de Aviación

Mi opinión sobre el servicio es buena. Sin embargo aquí entran algunas consideraciones. En Cubana de Aviación no encontrarás ese servicio adulador de otras compañías donde te tratan como si fueses un Sir, no. Los cubanos son muy amables y descomplicados y esto no cambia ni siquiera en el trabajo. Las azafatas, así como el personal en el aeropuerto tienden a tener un trato informal, lleno de las bromas y sonrisas que caracterizan al cubano.  Fue genial en mi caso que no tuve ningún problema pero sé que el que tiene un problema y se encuentra con está actitud no le hará mucha gracia.

La anécdota más divertida fue ver la manera tan espontánea como en el Aeropuerto José Martí se llamaba para hacer el abordaje, gritos de “ya nos vamos, ya nos vamos, el que no se suba se quedó” eran los que anunciaban la salida. Ridiculez o diversión dependen de tu sentido del humor.

Con respecto a la comida no tengo mucho que decir, en un viaje de dos horas no da mucho que exigir, un sándwich frío, un pastelito y pare de contar, quizás lo más interesante era ver los lugares tan lejanos de los que venían los lugares empaquetados, Vietnam, Rusia son algunos de los que puedo recordar.

Finalmente, la experiencia Cubana de Aviación no cumplió con las emociones fuertes que muchos me contaban y su servicio era bastante parecido al de una aerolínea corriente.

Consejos para Viajar en Cubana de Aviación

  • Si consigues reservar por internet tienes mucha suerte, si no te toca buscar una agencia o un buscador de vuelos que vendan pasajes de Cubana de Aviación, no todas lo hacen, así que también suerte con eso.
  • Importante: Tener en cuenta que siempre debes hacerte cargo de los impuestos aeroportuarios, ya que no vienen incluidos en el precio final. En Cuba son 25 CUC (US) después dependerán del aeropuerto del que salgas.
  • Trata siempre de ser amable, tanto en el vuelo como en todo tu viaje a Cuba, los cubanos son amables y ante una broma no hay nada mejor que reír. Si no quieres que te tomen a juego todo el viaje.
  • Cubana de Aviación siempre será una buena opción para comprar pasajes de último momento, de dos a una semana antes, los precios no suelen aumentar mucho.
  • Las compras a bordo de Ron Havana, habanos y otros productos son una buena opción para comprar el suvenir que no te dio tiempo comprar en la isla. Los precios no son muy diferentes a los normales.

Buscar

Mis últimos viajes

Instagram @adeviajes